Uvas para el vino, peras para la sidra


Marco Zec: CEO, co-fundador y maestro sidrero de PEER CIDER BREWERY
Maestro sidrero de PEER brindando con una PEER y una pera

Nadie duda que producir vino es todo una ciencia, o mejor dicho, un arte. En qué momento cosechar la uva, qué características aporta el terroir a la fruta, en qué recipiente hacer el proceso de fermentación, a qué temperatura fermentar el jugo… Los enólogos de hoy en día tienen a su ayuda muchas técnicas, trucos, y tecnología, que pueden rendir vinos con diferentes gamas de sabores.


Sin embargo, cuando hablamos de la sidra, muchos piensan en una bebida simple, y a nadie (o solo a pocos) se le ocurre hablar de “terroir” o “fermentación” o variedades de la fruta que se usaron para producir esa botella que está en tu mano. Vamos a ponernos un poco técnicos y contarte que la sidra es todo menos lo simple.


Entonces:


Terroir no es solo para los vinos. Para las sidras el terrior importa también. Las mismas variedades de peras (o manzanas) van a tener sabores distintos dependiendo del suelo dónde crecen.

Hacen falta 8 peras para producir un litro de sidra.


La botella de PEER Original en la chacra al lado de un peral en Neuquén
PEER posando al lado de un peral

Los perales dónde crecen las peras alcanzan 5 metros en altura. Los árboles tardan mucho en crecer. De 4 a 6 años de edad un peral promedio puede producir una cantidad notable de frutos: ¡120 kilos lo que equivale a 500 peras! Un peral sigue produciendo frutas hasta 30 o 40 años de edad.


Peral: ¿qué tipo de planta es?

Los perales son un género de árboles frutales perteneciente a la familia de las rosáceas, la misma que el manzano. El género tiene alrededor de 30 especies con frutos carnosos.


¿Cómo se plantan los perales? Hay dos estilos de plantación: el método tradicional, que se plantan árboles vigorosos y redondos, tiene mucha producción por árbol y están bien espaciados, y por otro lado producción en espaderas, que son árboles “planos” que se los guía por un alambre, producen menos kilos por árbol pero se plantan más árboles por cuadro para hacer rendir la producción.


La próxima vez te contamos sobre las variedades de pera que se convierten en nuestra sidra. Cada variedad aporta un toque único a nuestro producto. A ver si empezamos a hablar sobre las variedades de pera en la sidra como actualmente hablamos de malbec o cabernet sauvignon discutiendo sobre los vinos :)


42 views0 comments

Recent Posts

See All